Tormentas y sangre

La nueva trova

Hoy, 23 de octubre del 2007, miles de venezolanos protestaron la ridícula medida “legal” con la cual Hugo Chávez abroga el sentido democrático de la constitución. Este es sólo el principio de la lucha de los venezolanos por lograr la libertad, ya que se encuentran ante un dictador que, día a día, va apretando la tuerca de su poder.

Rafael Román Martel

Teniendo los venezolanos la oportunidad de sacar a Chávez del poder por vías democráticas, hicieron lo contrario, lo confiaron con éste, consolidando la esperanza de la nueva ola socialista: utilizar la democracia para alcazar sus propósitos totalitarios. Esto sólo lo pueden hacer en países subdesarrollados políticamente, donde pueden surgir figuras tan patéticas como la de Chávez y alcanzar el poder. Esto no es ningún insulto para los venezolanos. Algo parecido sucedió en Cuba, donde el analfabetismo político ligado al extremismo del cubano provocó la anterior y actual y futura catástrofe.

Y es que estos errores se pagan caros.

Miles de estudiantes y personas de todas edades salieron hoy a la calle a protestar la medida anti democrática del actual presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que le otorga el derecho de ser re-electo sin límites, amparado ante una constitución “democrática”. Este es el comienzo de una dura y quizá larga lucha del noble pueblo de Venezuela. (Foto: Reuters)

La nueva táctica de la internacional socialista está surgiendo efecto en Suramerica. Alcanzan el poder figuras abrazadas por las masas y disfrazadas ante una imagen vendible: el militar populista e idealista que-con gestos y vocabulario de pueblo-viene a rescatar a Venezuela. El indio que merita una oportunidad de rescatar a Bolivia de la oligarquía de la misma forma que la internacional socialista lo proyectó como salvador de la selva. El político rápido, que da la impresión de ser más listo que los otros dos y que cambiará el destino de Ecuador-¿Cúantas veces hemos oído esta canción?-pero que es más débil y manejable que el mulato con apariencia de imbécil y que el indio tonto. El hombre de paz que pide (“compra”) aviones F16 para proteger a Brasil ¿De quién? y que se mantiene entre Dios y el diablo con una sonrisa con balas en los dientes. Todos tienen un denominador común: Fidel. Este viejo es el del plan original. Ellos son los ejecutores, los que llevarán a cabo la sagrada misión de destruir al monstruo. A propósito, el mostruo no es bobo.

Cuando todo está en su punto y listo para servir llega un argentino-con una perenne máscara de cínico- que entrega a su mujer a la nueva consagración política. Esta “muchacha” es la figura del progresismo, la nueva Evita que viene ¿a qué más? sino a salvar a los argentinos de ellos mismos. Una tarea imposible.

El maestro suplente ahora es Chávez que el pasado viernes 19 de octubre del 2007 dio toda una clase en cómo agarrar al poder por el cuello mediante la democracia venezolana: el artículo 230 de la constitución bolivariana (?) le otorga el poder de ser reelegido indefinidamente como presidente de Venezuela. Los legisladores norteamericanos se están riendo todavía, pero este chiste de mal gusto aqui es una pesadilla allí. Y la pesadilla la cargará el futuro de los venezolanos sobre sus espaldas por muchos años. Ellos lo eligieron, asi como el ingenuo pueblo de Cuba aclamó a Castro en el 59, y ahora tienen que pagar las consecuencias. Tendrán a Chávez hasta que se lo quiten de arriba a tiros o tendrán que lidiar con otra Cuba en medio de América Latina: una Cuba con petróleo, un loco con dinero.

El dolor de cabeza que causará Chávez no ha comenzado. Repercutirá en este país, que tendrá que recibir otra resaca de emigrantes por millares, aquí donde las leyes de inmigración están apretando el nudo por razones obvias. Pero el mayor problema lo causará a sus hermanos latinoamericanos. Algunos de los nuevos miembros de La Nueva Trova tienen una idea de lo que viene. Otros no. La solidaridad socialista se derrumba pronto cuando usted para un dedo y hace una pregunta. Chávez se está preparando para ser el moderador oficial del socialismo en el debate latinoamericano, que será reducido a un mitin de partido.

El pasado viernes Chávez aseguró su poder en su país. Los nobles y admirables venezolanos que se han tirado a las calles tendrán que hacer mucho más para quitarse a esta plaga de arriba. Siendo víctima del comunismo fidelista me solidarizo con este pueblo que se niega a ser esclavo y les deseo la mejor de las suertes: una verdadera democracia. Sin embargo, el horizonte sólo pronostica tormentas y sangre.

Octubre 23 del 2007, foto de Reuters.


4 Responses to “Tormentas y sangre”

  1. [...] Tormentas y sangre [...]

  2. [...] hemos escrito hace un par de años, a Venezuela no le espera nada [...]

  3. [...] amigos que no dudo huirán de lo que ya está sobre ellos o perecerán bajo el odio comunista. Nuestra predicción de hace tres años atrás se está cumpliendo al pie de la bota marxista. Es un riste fin de año [...]

  4. […] que tuvimos la desdicha de vivir bajo la bota de esta secta podíamos fácilmente predecir desde hace años el futuro de este gran país, rico en recursos, de gente alegre y familiar. Desafortunadamente, país que fue blanco fácil del […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 122 other followers

%d bloggers like this: