Sal Vega incapaz de arreglar las finanzas de West New York pide auxilio al estado

Rafael Román Martel

Hace meses el Dr. Felix Roque predijo lo que ha sucedido hoy en West New York y lo que publicó ayer Frances Martel en este site: Sal Vega ha llamado al estado para que maneje las finanzas de West New York.

También es Dr. Roque el único líder que ha enfrentado la maquinaria política de Sal Vega. Mientras unos hablan, otros traman sus agendas y otros comienzan a recibir las 30 monedas de plata, ha sido el Dr. Roque y sus miles de seguidores los que han trabajado y están trabajando para informar al resto del pueblo, para poner en claro que Sal Vega es un incapaz rodeado de asalariados, mentirosos, y en su círculo más cerrado gravitan seres con puñales listos para saciar sus ambiciones.

Ayer 1ro. de abril el Jersey Journal publicó que Sal Vega llama al estado para que se haga cargo de las finanzas de West New York porque el alcalde y sus comisionados no pueden resolver el problema que han causado en menos de dos años en el poder.

El alcalde Albio Sires ocupó su puesto por once años y jamás se llamó al estado de New Jersey para resolver los problemas financieros de la ciudad.

Sal Vega es un político fracasado y pronto será una víctima de sus propias decisiones, de sus propias “amistades”.

Se habla de que los intereses políticos del condado de Hudson lo protegen en contra de la agonía de los ancianos y los residentes en general que tienen que sacar de sus bolsillos los dólares para pagar por su falta de liderazgo y su irresponsabilidad fiscal.

El pueblo de West New York está pagando y pagará mucho más por la irresponsabilidad fiscal del alcalde, quien no ha dudado en subir sueldos por los cielos, como alguien empecinado en comprar lealtad y asegurar su poder por encima de cualquier consideración, de cualquier sufrimiento que causa a su pueblo.

La respuesta del pueblo está en todas las calles, en las cafeterías, en las panaderías, alcanza todo los rincones de West New York. Hace un par de días el pueblo fue inundado por miles de papeles, todos contra el alcalde. Han aparecido letreros en los postes eléctricos, en los autobuses, en las paredes. Es como si un levantamiento popular estuviese en marcha.

“Si no fuera por las leyes de este gran país, lo hubiésemos sacado de la alcadía nosotros mismos”, nos dijo un señor muy alterado porque no ha podido pagar sus impuestos.

Vega ha subido los impuestos un 47% y ahora se espera otro aumento de un 8% a un 16%. El mismo alcalde ha anunciado que habrá despidos en departamentos de la ciudad, se alterará el seguro de vida de los oficiales de policía podrían ocurrir algunos despidos y un centenar de empleados del gobierno local podrían perder sus empleos.

Las calles están llenas de huecos, sucias, ahora llenas de papeles en las que se lee “Saquen al borracho”. Mientras otros borrachos deambulan en las esquinas.

Los ciudadanos decentes y trabajadores no quieren salir a la calle de noche. El peligro, por el ya apretado departamento de policía, está latente en toda la ciudad. Los oficiales de policía se preguntan lo mismo que todos los ciudadanos: “¿Este hombre se ha vuelto loco?” Mientras otros le contestan que Sal Vega es un desastre y adornan la respuesta con un vocabulario agresivo, usualmente reservado para el más vil de los tiranos.

Para sumar daño a los insultos del alcalde un grupo de sus asalariados se han dedicado a intimidar y a practicar la política de más bajo nivel que se haya visto en el condado de Hudson. Este grupo de seres no acepta ni respeta ni siquiera sabe lo que es una democracia; actúan como un grupo de forajidos, de delincuentes a sueldo del alcalde en un pueblo que cada día se asemeja más a un estado totalitario.

Por eso le llaman al alcalde “el tirano”. Por eso si usted habla de Sal Vega en West New York las peores expresiones se escuchan en todos sus rincones.

En la Avenida Hudson, por ejemplo, Sal Vega es un hombre al que se le ha abucheado. Hudson es una avenida donde la concentración de residentes es nutrida. Es gente buena, gente de pueblo, trabajadora y honesta. Gente que no vino a este país para aguantar a un dictador porque la mayoría está aqui precisamente por no vivir bajo una tiranía en su país.

Donde quiera que usted mencione el nombre del alcalde recibirá una respuesta negativa.

Mientras el pueblo sufre alzas de impuestos, rentas y otra gran tormenta que se asoma, Vega y sus secuaces hacen política, mueven sus tentáculos para sostenerse en el poder al mismo tiempo que se miran unos a otros con desconfianza. La lealtad de los “amigos” de Vega parece haber sido comprada y el rumor crece por las calles de la ciudad que uno de sus más cercanos acompañantes intenta recaudar dinero para traicionarlo.

Cuando defienden el estado ha que Vega ha llevado a la ciudad dan la impresión de que hablaran en chino porque en el idioma anglosanjón las palabras y los razonamientos no cuadran. “Hemos estabilizado las finanzas de West New York y ahora nos estamos moviendo para mejorar las cosas” (Jersey Journal, abril 1 2009) dijo el abogado de la ciudad Daniel Horgan. De acuerdo con un reporte no oficial que recibimos esta noche la firma de abogados que sirve a WNY cobró $676,000 el pasado año por sus servicios. Por esa cantidad de dinero hay mucha gente que hablaría en chino también.

Mientras el pueblo trabajador y honesto sufre la tragedia Vega este señor le chupa la sangre a West New York por la cantidad de casi un millón de dólares por un año de trabajo.

Es tiempo de reemplazar al abogado junto al alcalde y a sus comisionados, incluyendo al más popular de éstos, al que el pueblo llama “Tareco”.

Es tiempo de exponer a los políticos que traman sus agendas en los corredores del vicio y extienden su largas uñas y pestañas hasta la *“baba argentina” que enfila sus amaneramientos hacia los corredores del poder , hasta las gordas mesas del dominó corrupto en la telarañas de la política de este condado.

Es tiempo de cambio.

Y el Dr. Roque representa al trabajador honesto. Siente el dolor de los demás. Habla por su pueblo, no por los intereses políticos.

Es por eso que su organización se llama “Juntos Podemos”, y juntos podremos contra la ambición y la maldad de los intereses de Sal Vega y los que comparten sus ideas y comen en su mesa.

Photo: The Jersey Journal


* La visita de Dios, Luis Cernuda.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 133 other followers

%d bloggers like this: