Political Reporter #10

Union City está en Candela, en serio. Rumores van y vienen. Se cocinan intrigas. Hay una serie de reuniones secretas en las que participan amigos y enemigos. Y lo más importante; se planea otra batalla por el control de la ciudad.

Una atmósfera talleyraniana, sin matices refinados, cubre el destino del pueblo. Y todo se trata de derribar a Raúl García de su poder de alcade y asambleista. ¿Cómo se realiza esto? Ganando a Brian Stack del lado de los opositores. “Unidad”-como predijimos-enfrenta su primera etapa de una crisis que culminará cuando se llame a un recall o se barra con sus rivales en las elecciones de 2002.

La llave del éxito para los contrarios de García es dividir “Unidad”. Esto se lograría persuadiendo a Brian Stack que con García no existen garantías de lealtad, que el alcalde está haciendo un pésimo trabajo y otros venenos. Quizá prometiéndole la alcaldía de la ciudad, después del comisionado Rafael Fraguela, leal amigo del poderoso congresista Menéndez. Al mismo tiempo se ataca sin tregua las gestiones de García en su administración. Lo tratan de descaraterizar. Desacreditan sus logros, critican cualquier deficiencia. Esto se hace organizadamente, de manera que se pone en evidencia que un inteligente y hábil rival conduce las riendas de este ataque sistématico. Los contrarios no tiran piedras por todas partes. Cada uno tiene su función. Unos critican, otros desempeñan el papel de víctimas, otros se ocupan de lanzar rumores en la calle, otros afilan las plumas para el momento preciso.

Hace escasamente dos meses el congresista Menéndez abrió una oficina en Union City. Ahora abre una “oficina política”. Una trinchera donde se operarán todo tipo de armas políticas.

Y el círculo sobre “Unidad” se va cerrando.

Brian Stack en el medio, con sus 8,000 votos crea el balance. Quizá sea la fuerza. Por lo tanto no se le ataca de la misma forma. Stack es la carta de triunfo entre la lucha del alcalde y sus rivales. Stack cuenta con la lealtad de sus seguidores. García se ha ganado la lealtad de muchos de éstos no sólo por Stack, sino por su personalidad y su inteligencia. García y Stack son invencibles unidos. Si logran separarlos, uno se convertiría en un cadáver político y otro en un siervo de sus enemigos.

Brian Stack es un político de pueblo, un incansable luchador por los derechos de los residentes que representa. “Rudy” García lo es también, pero es más un legislador, un joven que inspira a otros de su generación de que es tiempo de relevo. Una verdadera amenaza por su capacidad, visión y su empuje como líder.

“Unidad” representa una esperanza para el futuro de Union City y el condado de Hudson.

No es “Unidad” ni el alcalde García los que han llevado a la ciudad a los escandalosos impuestos de propiedad. Esto se heredó. No es “Unidad” la que creó la corrupción que ha traído arrestos al City Hall. No es “Unidad” la que creó trabajos políticos de figuras que llevan muchos años en la alcaldía y que hasta tienen una historia de no tratar muy bien al público, y todavía siguen en sus puestos. Todo esto y una larga lista de deficiencias fueron heredadas.

Pero los críticos de “Unidad” no mencionan los excesos, los abusos en las subidas de impuestos ni el control de pasadas administraciones. El comisionado Rafael Fraguela califica al alcalde de “dictador”, pero su memoria resbala cuando bien podría citar que los jefes de Alianza tenían un inmenso y obsesivo poder en la ciudad. La falta de memoria del comisionado puede ser legítima o quizá provocada porque él fue parte de estas pasadas administaciones. Si García fue beneficiado por la vieja orden, tenemos que entender que estamos en una democracia, y que él tiene tanto derecho como cualquiera de fundar su propia organización. Es lógico que los que querían mantener sus puestos y sus privilegios reaccionen. Mas deben entender que hasta los imperios tienen su final. La labor de los rivales de García se traza con el fin de llevar a Union City al pasado. Ellos no lo entienden así, pero la realidad no es fácil de entender cuando el rencor político es un sentimiento latente.

Por otra parte, si “Unidad” cae en el error del abuso de poder y la corrupción seremos los primeros en denunciarlo, con el mismo brío que emitimos nuestra opinión sobre el bien que pueden hacer en la ciudad.

Si se mantienen unidos los más capaces y leales seguidores de Stack, jugarían un papel imprescidible en cualquier posición que García aspire en el futuro, asi como en mantener la alcaldía y la asamblea. Lo mismo se puede decir de los seguidores de García. Ambos bandos son ahora una fuerza de relevo que, operando en armonía, traerá prosperidad y sentido de unión y concordancia a todo el pueblo. Esto es vital tanto en la vida como en la política. No son abundantes los amigos en la vida, pero más escasos aún lo son en la política. Sin embargo hay hombres y mujeres que son movidos por la lealtad, humanidad y el respeto de sus líderes y, sobre todo, por la esperanza de concretar un bienestar que se materialice en la masa decente y trabajadora. El pueblo merece los mejores líderes, está en manos de “Unidad” continuar este liderazgo.

Si Stack o García pierden este elemento esencial, base de sus posiciones, quedan a merced de los oportunistas políticos que siempre aplican la regla del menos esfuerzo y la mayor ganacia y que tradicionalmente, tienen un bajo precio.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 105 other followers

%d bloggers like this: