La vida de un preso político en Cuba: En Primera Persona



Luis Israel Abreu

Testimonio de un ex-preso político cubano y activista pro-democrático durante la mayor parte de su vida

En el año 1975, meses despues de haber cumplido los 14 años de prision, tuve que escuchar con mis propios oidos al dictador Fidel Castro decir que la revolucion era generosa y que nunca habia torturado a un preso politico. Ahora, en el 2008, el ex preso politico Jorge Luis Garcia Perez Antunez tuvo que escuchar algo parecido de parte del dictador de turno Raul Castro, que en Cuba no se torturaba a nadie. Esto me obliga a desmentir dichas aseveraciones ya que yo, personalmente, fui cruelmente torturado mientras estaba preso en Isla de Pinos. Y de esto tengo más de 250 testigos.

Encontrandome en la prision de Isla de Pinos fui sometido a una de las torturas mas crueles a que puede ser sometido ser humano alguno. El gobierno cubano implanto en la isla un plan de trabajo forzado para obligar a los presos politicos a claudicar en sus principios democraticos. Para esto dividieron a los cerca de 7,000 prisioneros en docenas de bloques de trabajo.

Uno de los bloques fue formado exclusivamente de estudiantes al que llamaron Bloque 19. Por ser estudiante yo cai en dicho bloque. Nos sacaron a trabajar en septiembre de 1964 pero contrario a lo que creiamos, nos daban golpes trabajaramos o no. En definitiva lo que buscaban era aterrorizarnos para que pasaramos al Plan de Rehabilitacion. Era tanto el abuso que Ricardo Vazquez y yo decidimos que si nos golpeaban de todos modos, era mejor que nos dieran sin trabajar. Asi es que un dia de la segunda mitad de 1965 decidimos plantar al trabajo forzado. Fue un largo proceso, pero tomare solamente dos casos ya que el espacio de que dispongo para escribir no es muy largo.

El primer caso fue cuando dije que no trabajaba mas. En esa ocasion el Teniente Giron extrajo su bayoneta y, usando en la mano izquierda un esilete y en la derecha la bayoneta comenzo a pincharme con el estilete y a golpearme con la bayoneta. Dandome golpes me llevaron hasta el jeep y me metieron en el. Mi cuerpo estaba lleno de heridas por lo que me llevaron directo al hospital de la prision donde fui curado de mas de 20 heridas, grandes y chiquitas. Me cogieron puntos en al menos 12 heridas. Desde ese momento Ricardo y yo nos declaramos en huelga de hambre hasta que nos sacaran del area de trabajo forzado.

Al cabo de 48 días en huelga de hambre, durante los cuales nos suministraban a intervalos alimento liquido por la nariz amarrado a una cama vino al edificio donde me tenian en esos momentos el Teniente Giron rodeado de secuaces. Me levantaron en vilo y me montaron en un camion llevandome para el campo de trabajo. A Ricardo lo dejaron en el edificio. Al llegar al campo me depositaron en el suelo, sobre la yerba mojada, mientras que al resto de los estudiantes se los llevaron para el potrero del lado. Entonces senti una patada en el costado y la voz del Cabo Campeon que me gritaba que me parara porque tenia que trabajar. Al ver que yo no me movia, pues estaba muy debil, Campeon me viro boca abajo, me bajo los pantalones hasta las rodillas y puso la punta de la bayoneta sobre mi nalga izquierda. Mientras me gritaba: arriba, Bravo, parate que vas a trabajar, hundía la bayoneta en mis carnes hasta que su punta choco con el hueso de mi cadera. Sentí un dolor inmenso, pero noté también que Campeón sacaba la bayoneta de la herida. Despues de un profundo silencio senti nuevamente un dolor desgarrador y era que el oficial, con toda la crueldad del mundo, metio nuevamente la punta de la bayoneta dentro de la misma herida y empujo hasta que esta choco otra vez con el hueso de la cadera. Entonces el despiadado militar le dio vuelta a la bayoneta dentro de la herida y yo me desmaye de tanto dolor. Cuando desperte me encontraba sobre una cama en el hospital. Me habian dado 7 puntos, en esa herida, ademas de los que me dieron en la ocasion anterior. Si esto no es tortura le pido a cualquier lector que me diga qué cosa es.

Esa fue la ultima gran prueba por la que tuve que pasar por rechazar el trabajo forzado. De ahi me llevaron para las oscuras celdas de castigo en confinamiento solitario donde permaneci casi un año. Al cabo de ese tiempo me trasladaron para la prision de la Cabaña donde no habia plan de trabajo forzado.

Como el nuestro, hay muchos casos mas que atestiguan que Fidel y Raul mienten cuando dicen que la revolucion nunca ha torturado a ningun preso. Yo tengo muchos testimonios de torturas cometidas por la revolucion en las despiadadas prisiones castrenses. Luego les hare llegar algunas torturas mas.

Luis Israel Abreu, Ex preso politico cubano de 1961 a 1975


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 127 other followers

%d bloggers like this: