¡Pacquiao VS Barrera en unos minutos comienza el PPV: yo no coopero!

¡Yo No Coopero con la Dictadura del PPV!

Es altamente improbable que Marco Antonio Barrera salga victorioso esta noche ante Manny Pacquiao. Barrera (63-5-42KO’s) a sus 33 años es un veterano de muchas batallas-tres de éstas con Eric Morales-y otras tantas legendarias peleas con campeones como Kennedy McKenny y Hassim Hammed, entre otros. El campeón está cansado. También está motivado. Quiere cerrar su carrera con una victoria con el filipino, quien le propinara la paliza de su vida en la primera pelea que celebraron en San Antonio, Texas en el 2003. Más que una pelea fue una humillación para el campeón mexicano, quien no había sido golpeado de esa forma en ninguna de sus peleas.

Barrera, con el espaldarazo promocional de Oscar de La Hoya, logró salir de nuevo y lograr unas victorias antes de esta pelea, que es la que él siempre ha querido, pues los campeones de la magnitud de Barrera no creen que pierden de esa forma, tienen que cerciorarse de que esa noche “no fueron ellos” para entender que llegó la hora de colgar los guantes. Gane o pierda Barrera se ha ganado su entrada al Hall de la Fama, y sobre todo al corazón de los fanáticos. De cualquier manera el campeón mexicano ha anunciado que esta será su última pelea de una ilustrísima carrera.

Manny Pacquiao (44-3-2-35KO’s) es un ídolo en Las Filipinas. Fuera de allí es más promoción que otra cosa. Crédito tiene su fuerte pegada. Su fama proviene de ganarle a dos mejicanos-viejos ya dentro del ring: Barrera y Morales. A Juan Manuel Marquez (47-3-1-35KO’s) lo tiró en varias ocasiones en el primer round, Marquez se levantó y le dio la pelea de su vida, en la opinión de muchos Pacquiao perdió esa pelea. La popularidad de Manny no está precisamente en el ring, aunque esta noche se adjudique otra victoria frente a Barrera. La historia gravita alrededor de su agitada vida; el juego, las mujeres, la bebida, las fiestas y hasta la política sacuden la existencia de este boxeador que parece sacudirlo todo una vez que está en el ring. El peor saldo de todos estos escesos es la deuda que va contrayendo Pacquiao, de quien se ha escrito que cuando sube al ring ya debe más que la bolsa que cobrará esa noche. También se ha reportado como Bob Arum se aprobecha de su ingenuidad y de su compulsividad por comprar carros, joyas y jugar en los casinos.

Darlene Antonino-Custodio le acaba de ganar a Pacquiao por nocaut en la política de Filipinas, dándole una severa paliza en las elecciones nacionales. Pacquiao demostró muy poca tabla de político, atacando verbalmente a Darlene y acusando a los seguidores de la joven de quererlo asesinar. Esto reveló el verdadero carácter civil del peleador. Los votantes le contestaron con un NO a Pacquiao. No hay que tener una bola de cristal para predecir que Pacquiao terminará en la miseria.

Esta es la ventaja que podría ayudar a Barrera, totalmente dedicado al deporte, a darle una buena pelea al filipino, sino es que éste lo conecte desde los primeros rounds. Si esto sucede ya sabemos porque no vamos a pagar los $50 dólares de atraco que nos quiere empujar PPV esta noche. Y la paliza es lo más probable para el valiente Barrera. No olvidemos que si Barrera le pasa la mano a Pacquiao la noche se puede convertir en una pesadilla de magnitud global, pues nada menos que 85 millones de filipinos están clavados ante el aparato televisivo esta noche para ver como Pacquiao se va a comer vivo al pobre Barrera, aunque no hay enemigo pequeño, tal parece que la fiesta nacional se va a expandir por otro año, posiblemente incrementando la población asiática por un 10%.

Nosotros que llevamos unos cuantos años viendo y cubriendo el boxeo creemos que en Filipinas hay fiesta en una horas, pero esperamos que la fiesta sea en México porque simpatizamos con Barrera, quien además se lo merece. Para nuestros lectores quienes le zumbaron 50 cocos al PPV, que lo disfruten. Esta noche yo paso, indicándoles que las apuestas en Las Vegas están Pacquiao -380 Barrera + 280, o sea 3 a 1 a favor de Pacquiao. Si usted se juega $1,000 en su casa a favor de Barrera y ocurre el milagro, la Providencia le arrebatará $3,000 al socio que apostó al segurete, que si los pierde no duerme hoy. Los que la pidieron que disfruten la pelea. Yo regreso con el resultado y me voy a echar a los heavyweights en Showtime.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 105 other followers

%d bloggers like this: