Muere la periodista cubana Aleida Durán en Union City

Por mi hermano del 30N, Israel Abreu me acabo de enterar que murió Aleida Durán, veterana periodista y figura histórica del periodismo en español de Estados Unidos. Fue la primera persona que creó una página en español en un diario en inglés, The Hudson Dispatch, en Union City, New Jersey. Esto ocurrió a principios de la década de los años 70. Por los 80′s y 90′s gozó de gran popularidad en el Condado de Hudson, New Jersey. Siento mucho haberme enterado después de su funeral, al que hubiese asistido porque Aleida fue una cubana digna, una periodista seria. Jamás olvidaré que fue ella quien me presentó a Jorge Más Canosa y trató de que me integrara a su organización. Eso ocurrió en el Club Hijos de Fomento de Union City al principio de los años 90. Aleida dejó su famosa columna “La Vocesita” unos años más tarde. Jamás alcanzó la popularidad a la que Aleida llevó aquellas páginas dentro del Hudson Dispatch, hoy el Jersey Journal, aunque la escritora cubana Iraida Iturralde realizó una gran labor después que Aleida dejó su puesto como editora. La recordaré siempre con cariño y admiración. Era una mujer fuerte, precisa en su prosa periodística y veraz. Siempre luchó por la libertad de su patria, poniendo en evidencia los crímenes de la familia Castro y sus esbirros. Mi más sentido pésame a sus familiares y amigos. Aquí reproduzco, a manera de homenaje, una estrevista realizada por Contacto en el 2009.

Diálogo con una Veterana Periodista

Aleida Durán, Figura Histórica de la Comunicación en Español

Nota del Editor de Contacto.- Esta entrevista fue publicada en octubre de 2009.

JESUS HERNANDEZ CUELLAR

Cuando Aleida Durán, periodista con una experiencia de casi cuatro décadas, se graduó de maestra en los años 50 en su natal Cuba, difícilmente imaginó que un día haría historia en Estados Unidos al convertirse en la primera profesional de la comunicación social en publicar una página en español en un periódico norteamericano que se editaba en inglés. Esto ocurrió en septiembre de 1974 en el diario The Hudson Dispatch, de la ciudad de Union City, en el estado de Nueva Jersey.

La página en español se convirtió con el tiempo en el semanario Ahora, que se publicó durante 15 años hasta que el propio The Hudson Dispatch desapareció en abril de 1991, luego de 117 años de vida, tras ser vendido a su competidor, el diario The Jersey Journal.

Durante los últimos 15 años, Durán ha conservado su posición honoraria de editora asociada de Contacto Magazine, revista de Los Angeles, California, en la que ha publicado numerosos reportajes sobre temas que aquejan a la comunidad latina de Estados Unidos y a toda la sociedad estadounidense. Su columna de opinión Una vocecita, que inauguró en Ahora, se publica todavía cada semana en el periódico Libre de Miami, Florida.

Durán piensa que el periodismo ofrece una maravillosa experiencia, la de “hacer camino al andar”, y aconseja a los jóvenes dedicados a esta profesión investigar con mucha profundidad, actuar con honestidad y sentir un gran respeto por sí mismos y por sus audiencias.

La veterana profesional, de 77 años de edad actualmente, sostuvo el siguiente diálogo con Contacto Magazine.

JHC.- ¿Qué siente una periodista que ha estado trabajando arduamente durante casi 40 años en esta profesión?

DURAN.- La satisfacción del deber cumplido con honestidad, y las oportunidades de tratar de informar, educar y por tanto ayudar a otros.

JHC.- ¿Qué lecciones te ha dejado esa carrera?

DURAN.- Muchas. Trabajar arduamente en algo que a uno le gusta, no es trabajar. También aprecio la maravillosa experiencia de “hacer camino al andar”. El ejercicio del periodismo aumenta la autoestima y te ayuda a ganar el respeto de los demás. La perseverancia siempre es imprescindible. El periodismo permite ahondar en la psiquis de los seres humanos y llegar a la conclusión de que cada uno de nosotros es sólo una brizna de polvo en el Universo.

JHC.- ¿Cuáles han sido los momentos más importantes de tu vida periodística?

DURAN.- Todos los momentos de mi vida periodística han sido importantes. Esta carrera me permitió algo muy necesario, exponer la realidad de mi país, Cuba, sin exageraciones, sobre todo difundir los sufrimientos de prisioneras y prisioneros políticos. También he escrito sobre Nicaragua, El Salvador y Estados Unidos, y he disfrutado mucho a la hora de investigar los reportajes que he escrito para Contacto sobre la violencia doméstica, el abuso sexual de que son víctimas muchos menores de edad, otros sobre los niños autistas y con Síndrome de Down, las adicciones al alcohol y las drogas y las alergias a la pareja y al sexo, por sólo citar algunos. La entrevista que hice a Jonas Savimbi, jefe de las guerrillas que se opinían al gobierno marxista de Angola, enriqueció mi visión de otras culturas, de otras inquietudes políticas fuera del mundo hispano. Mi primer encuentro con Celia Cruz fue también un momento importante. Luego mi amistad con ella durante muchos años, fue una experiencia fabulosa. Era un ser excepcional.

Ayudé de forma importante a salvar a dos niños, una cubanita hija de un ex preso político que sufría de leucemia, y un niño colombiano que necesitaba un trasplante de riñón. Uno de los momentos más emocionantes de mi vida profesional fue cuando la National Association of Cuban American Women me ofreció un homenaje sorpresa -nunca acepté homenajes- y aquellos dos niños, totalmente curados, encabezaron el desfile de personalidades, trayéndome una cesta de flores, y dándome un beso de cada uno. La niña es hoy una bellísima joven maestra; he perdido algo la pista del niño, pero sé que estudia una carrera universitaria.

JHC.- Cuéntanos un poco más de cómo ocurrió aquel suceso de la publicación de la página en español en un periódico en inglés. ¿Cómo convenciste a los ejecutivos del The Hudson Dispatch de que era necesario comunicarse en español?

DURAN.- Cuando el editor de The Hudson Dispatch me concedió una entrevista, le dije que deseaba escribir una columna en español. El hombre me miró como si yo hubiera acabado de aterrizar desde la Luna. Su respuesta fue: “¡No!”. Le hablé de la cantidad de cubanos mayores que vivían en Union City, New Jersey, en la década de los 70 que jamás leerían en inglés. En aquel momento la comunidad hispana de la ciudad estaba formada 85 por ciento por cubanos y unos pocos puertorriqueños.

Inútil. Dijo que yo podía escribir sobre los hispanos pero en inglés. Una semana después su secretaria me telefoneó preguntándome si aceptaba. Tuvo que repetir la pregunta. Dije el “yes” más bajo y aterrorizado de mi vida. Tanto era el terror que sentía a escribir en inglés. Pero estudié con ahínco. A los seis meses me dieron media página semanal y al año una página. Y la escribía yo. Cada vez que tenía oportunidad le hablaba al editor de la necesidad de publicar algo en español.

Yo había comenzado en el Dispatch a principios de la década de los 70. En 1974 mi familia y yo nos íbamos de vacaciones a España. Dejé una carta al editor que no sé si fue perseverante o insultante. “Usted no tiene visión de futuro: esta área va a ser hispana”. Cuando regresamos a finales de agosto, el editor me llamó a su despacho: “La vamos a complacer. Vamos a publicar una página diaria en español”, dijo. La página salió el 17 de septiembre de 1974. La noticia se divulgó en las cadenas televisivas norteamericanas ABC, NBC y otros noticieros en inglés. Del Miami Herald vino un enviado especial a entrevistar al editor quien se infló de orgullo. Imagínate, yo lo había hecho famoso…, pero de mí nadie habló. Tiempo después sacaron ellos (el Herald) su buen periódico en español que hoy día es conocido como El Nuevo Herald.

En 1977 aquella página diaria derivó en un semanario tabloide que pronto adquirió fama en el condado de Hudson. Su nombre fue Ahora. Siendo la editora, incluí una columna de opinión que se prolongó durante casi 15 años hasta que el periódico fue vendido al diario competidor de la region. Mi columna de opinión continúa publicándose en el Libre, de Miami, un periódico de 80 páginas, que incluye a algunos prestigiosos columnistas y a otros como yo.

JHC.- Vivimos en la era digital, con Internet, redes sociales y periodismo multimedios. ¿Qué recomendaciones harías a los periodistas jóvenes que están comenzando su carrera?

DURAN.- A los periodistas jóvenes recomiendo honestidad a toda prueba, investigación profunda, autorespeto y respeto a los lectores. Eso es igualmente válido para el periodismo que se hace en los medios tradicionales como para el que inunda el universo de Internet.

JHC.- Muchos jóvenes de hoy prefieren el periodismo televisivo. Se paga mejor y tiene más exposición. ¿Te hubiera gustado hacer televisión?

DURAN.- ¡Jamás! Nunca me ha atraído la televisión. Es verdad, tiene mayor exposición, pero ofrece pocas oportunidades a la hora de tocar los temas en profundidad. No obstante, admiro a los buenos periodistas hispanos que hacen televisión hoy día.

JHC.- Si pudieras cambiar algo de lo que hiciste como periodista, ¿qué cambiarías?

DURAN.- Aprendería a escribir mejor en español. Me formé en el periodismo estadounidense. Demasiado seco, y no creo que mis artículos resulten atractivos.

JHC.- Creo que estás equivocada. Por lo menos en Contacto, tus artículos están entre los más leídos. Así lo refleja el proceso de recopilación de estadísticas de ContactoMagazine.com. Tu reportaje El homosexual, ¿nace o se hace? está en el número uno de la preferencia de los lectores desde hace por lo menos dos años. Otra pregunta: ¿a quién te hubiera gustado entrevistar entre las personalidades que nunca entrevistaste? ¿Qué le habrías preguntado?

DURAN.- La lista es inmensa. Sólo algunos: Oriana Fallaci, Rabindranath Tagore, Paulo Coelho, Deepak Chopra, Pearl S. Buck y el presidente Barack Obama. A Fallaci le hubiera preguntado cómo fue capaz de investigar tan profundamente a tantas personalidades, antes de entrevistarlas; al presidente si todavía continúa influenciado por sus mentores de la izquierda radical. A los otros, les habría preguntado por sus tremendos conocimientos. Los admiro tanto que quizás me quedaría muda sintiendo únicamente la epidermis de su sabiduría.

About these ads

~ by Rafael Martel on August 14, 2012.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 107 other followers

%d bloggers like this: